www.panyrosas.org Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
Pan y Rosas
17 de marzo de 2005 Twitter Faceboock

8 de marzo y nada que festejar
Verónica Zaldívar
Link: https://panyrosas.org.ar/8-de-marzo-y-nada-que-festejar

El aborto sigue en el centro del debate: la iglesia reacciona y el gobierno cede; algunas mujeres, sin embargo, siguen confiando en la providencia kirchnerista, mientras otras salen a las calles para conquistar sus derechos.

Kirchner y su Ministro de Salud están enredándose cada vez más en su doble discurso: Ginés Gonzáles García, ante la repercusión de sus declaraciones a favor de la despenalización, corrió a suavizarlas, diciendo que se refería sólo a "casos extremos", como las violaciones. Esto concuerda con la actitud del presidente y sus allegados, que han afirmado reiteradamente que no van a promover ninguna acción a favor del aborto y que hoy se apresuran a dialogar con el episcopado para "acercar posiciones".

No sólo se trata de obediencia cristiana al Vaticano. Kirchner mantiene las posturas antiabortistas de todos los gobiernos argentinos, contrariando la posición favorable a la despenalización de la mayoría de la población. Mientras tanto, el imperialista Bush ha emprendido una cruzada contra los derechos civiles, en la que las mujeres somos uno de sus blancos predilectos, llegando incluso a tratar de impedir que se incluyera el derecho al aborto en una declaración de la ONU. Esta organización, hipócritamente, está presionando a los gobiernos para que se despenalice el aborto donde aún es ilegal. Su preocupación no son las mujeres, sino el enorme costo económico que traen aparejadas las altísimas cifras de las que deben ser hospitalizadas por practicarse abortos insalubres, además de las millones que mueren por esta razón. Así lo hizo en la reciente sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW) en Nueva York, donde las representantes del gobierno norteamericano fueron repudiadas por las organizaciones de mujeres.

Más papista que el Papa, el gobierno argentino sigue impidiendo la legislación por el derecho al aborto ocultándose detrás de discursos "progresistas" cada vez más endebles.

Miles de argentinas y argentinos "a pesar de sus creencias religiosas- aprueban la despenalización del aborto. Sin embargo, el reciente 8 de marzo, fue imposible unificar a los distintos grupos de mujeres en una misma lucha. -¿Por qué? Es que muchas organizaciones aceptan los argumentos oficiales, convencidas de que la presencia de mujeres en la Corte Suprema o declaraciones circunstanciales de algún ministro traerán la solución. Critican a la Iglesia, pero profesan una fe ciega en las instituciones de este régimen podrido de democracia para ricos, callando sobre la responsabilidad del gobierno en que aún hoy el aborto esté penalizado.

Por esa razón, fue imposible aprovechar el Día de la Mujer para lanzar una gran campaña unitaria. Algo lamentable si tenemos en cuenta que este gobierno no ha dado ni un solo paso que favorezca la situación de las mujeres y, al mismo tiempo, mantiene presas a decenas de luchadoras y a Romina Tejerina, mientras libera a genocidas como Massera. La unidad hubiera sido un gran paso en momentos en que una desocupada santafesina, (internada por un aborto clandestino) fue denunciada y podría pasar entre 1 y 4 años en prisión y las esposas de los obreros de Zanon son torturadas y amenazadas por apoyar a una fábrica que ya lleva tres años de exitosa gestión obrera.

Marzo es un mes que representa el sacrificio de miles de trabajadoras muertas por la represión estatal y las pésimas condiciones de trabajo, e incluso asesinadas por sus patrones. Eso es lo que recordamos cuando salimos a luchar, como lo hicieron las mujeres obreras y las esposas de los ceramistas de Zanón, entre ellas la que fue brutalmente torturada recientemente.

En sintonía con ellas, desde Pan y Rosas nos hicimos presentes ese día en la Casa de Neuquén en Buenos Aires, recordando que una vez más, la sangre de las mujeres obreras teñía el 8 de marzo, bajo los golpes de la patronal y el Estado.

Mientras tanto, seguimos bregando por poner en pie una gran campaña unitaria por el derecho al aborto, planteando que no es mendigando a los poderes de turno, sino sólo con la organización independiente del Estado y los partidos patronales, encabezada por las mujeres trabajadoras y de los sectores populares, como conquistaremos nuestros derechos.

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/panyrosas.argentina/
@PanyRosas_Arg
Suscribite por Whatsapp
(011) 2340 9864
Contacto
www.panyrosas.org.ar