Lunes 19 de noviembre de 2007

25 DE NOVIEMBRE: DÍA INTERNACIONAL DE LUCHA CONTRA LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES

Por un gran movimiento de lucha para conquistar el derecho al aborto

Este 25 de noviembre, salimos a luchar una vez más contra la violencia hacia las mujeres. Y a cuatro años del gobierno de Kirchner, las mujeres seguimos sufriendo la violencia en distintos ámbitos. Las muertes por abortos clandestinos continúan en nuestro país, siendo más de 500 las víctimas por año, en su mayoría mujeres trabajadores y de los sectores populares, mientras son 55.000 las mujeres que deben ser internadas en hospitales públicos a causa de la clandestinidad del aborto.

1 / 1

Este 25 de noviembre, salimos a luchar una vez más contra la violencia hacia las mujeres. Y a cuatro años del gobierno de Kirchner, las mujeres seguimos sufriendo la violencia en distintos ámbitos. Las muertes por abortos clandestinos continúan en nuestro país, siendo más de 500 las víctimas por año, en su mayoría mujeres trabajadores y de los sectores populares, mientras son 55.000 las mujeres que deben ser internadas en hospitales públicos a causa de la clandestinidad del aborto. No hemos avanzado en conquistar este derecho, ni siquiera se ha reglamentado el aborto no punible. Pero además este gobierno ha beneficiado cada vez más a las grandes empresas, que han aumentado sus ganancias en un 100%, mientras las trabajadoras y trabajadores ni siquiera han recuperado el poder adquisitivo previo al 2001. También, en los últimos años han aumentado los casos de secuestros de mujeres jóvenes y adolescentes que son ingresadas en las redes de prostitución o son vendidas a otros países, con la complicidad de las fuerzas policiales, jueces y funcionarios políticos. Además, semanas atrás, el Procurador Fiscal ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de la Nación "organismo que legalmente responde a las directivas de Kirchner", emitió un dictamen que rechaza el recurso presentado por la defensa de Romina Tejerina que reclama su absolución e inmediata libertad, y considera a la joven imputable por la muerte de su beba recién nacida.
Pero si durante el gobierno de Kirchner denunciamos su doble discurso, la recientemente electa presidenta, Cristina Fernández, ya ni siquiera recurre a ambigüedades. Ha reafirmado una y otra vez estar en contra del aborto. Aunque anunciaban "el siglo de las mujeres", a Cristina parece no importarle que las mujeres sigamos muriendo por abortos clandestinos, ni que otras miles suframos gravísimas secuelas físicas. No solo viene prometiendo mejores relaciones con la Iglesia -que además ha saludado fervientemente sus declaraciones contra el aborto- sino que con la beatificación de Ceferino Namuncurá para la cual el gobierno recibió al cardenal Tarcisio Bertone (secretario de Estado del Vaticano y hombre de máxima confianza del Papa Benedicto XVI) se vislumbra una nueva etapa de recomposición de las relaciones políticas entre el gobierno y la Iglesia, después de 3 años sin diálogo. Como si esto fuera poco esta "reconciliación", se da tras la condena del cura Christian Von Wernich, que puso en evidencia la relación entre la Iglesia y la dictadura militar.

Tenemos por delante grandes tareas para conquistar el derecho al aborto. Por eso desde Pan y Rosas venimos llamando a poner en pie un movimiento de lucha activo por el derecho al aborto en todos los lugares de trabajo y estudio, para que miles de estudiantes, trabajadoras/es, centros y federaciones universitarias, organizaciones sociales, etc. se sumen a esta lucha impulsando petitorios, festivales, charlas y otras iniciativas. Empezamos a poner en pie para ello junto con diversas organizaciones Comisiones de Lucha por el Aborto Legal en distintas partes del país.

Este año distintas agrupaciones apoyamos la presentación de un proyecto de ley por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Pero no podemos esperar que sea este gobierno, que ya cumplió 4 años y no ha avanzado en este derecho, ni el próximo, que ya se ha pronunciado en contra reiteradas veces, quienes aprueben este proyecto. No podemos seguir esperando, mientras cientos de mujeres mueren a causa del aborto clandestino. Tenemos que salir activamente a luchar por este derecho, por eso queremos impulsar ampliamente una gran lucha unitaria por el derecho al Aborto Legal en todos los lugares de trabajo y estudio, y que cada vez seamos más en las calles exigiendo -¡Aborto Legal en el hospital! -¡Anticonceptivos para no abortar!

-¡Reincorporación YA de los y las trabajadoras del CASINO!

Cristina Fernández, no sólo quiere mantener la violencia hacia las mujeres sosteniendo la clandestinidad del aborto. Mientras garantiza a los empresarios mejores condiciones para hacer negocios en el país, el 54% de las mujeres que trabaja lo hace en negro. Además, viene impulsando el Pacto Social con empresarios y sindicatos, para contener las luchas de las y los trabajadores e imponer los topes salariales. La violencia hacia las mujeres también se expresa en los bajos salarios "las mujeres cobramos cerca de un 32% menos que los varones-, en las condiciones de precarización que sufrimos mayoritariamente, en las condiciones de trabajo insalubres, en el acoso sexual, en la falta de licencia por enfermedad o maternidad, en la cada vez mayor inflación "a pesar de los índices truchos del gobierno- que licúa nuestros salarios?
Y para garantizar "gobernabilidad" ya vienen preparando el terreno atacando cada lucha de las y los trabajadores. Las y los trabajadores del CASINO vienen denunciando las condiciones de insalubridad en el trabajo, que entre otras cosas causa un altísimo porcentaje de abortos espontáneos, y luchando por la reducción de la jornada de trabajo. Hace unas semanas, fueron atacados por las patotas del Sindicato de Marítimos (SOMU) -cuyo principal dirigente es kirchnerista confeso- que en complicidad con la empresa, y protegidos por la Prefectura, quiere arrancarle los derechos que conquistaron a través de la lucha. Posteriormente la patronal decidió despedir a más de 60 compañeros/as, en una clara muestra de amedrentamiento, tras lo cual los y las trabajadoras del Casino se pusieron a la cabeza de la lucha para lograr la reincorporación. Es fundamental apoyar su lucha y coordinarnos para que puedan volver a sus puestos de trabajo. Días atrás, reprimieron a los trabajadores del puerto de Mar del Plata, hubo despidos en el INDEC y atacan permanentemente al Cuerpo de Delgados del Subte y a los y las obreros de Zanón y al Sindicato Ceramista de Neuquén amenazando con quitarles la fábrica recuperada por sus trabajadores/as.

Este 25 de noviembre, seamos miles movilizándonos, contra la violencia hacia las mujeres. Pongamos en pie un gran movimiento de lucha por el derecho el aborto, legal, seguro y gratuito, y por los derechos de las mujeres trabajadoras.

Marchá con Pan y Rosas el viernes 23: Concentramos a las 17.30 hs en Congreso para salir a las 18 hs hacia Plaza de Mayo.

Por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito YA. "Educación sexual para decidir, anticonceptivos gratuitos para no abortar, aborto legal, seguro y gratuito para no morir."

Por la inmediata e incondicional libertad de Romina Tejerina.

Reincorporación YA de [email protected] [email protected] [email protected] del CASINO. Todo el apoyo a la lucha de los y las trabajadoras!

No al Pacto Social. Por los derechos de las mujeres trabajadoras: Trabajo para todos/as. Reparto de las horas de trabajo, reducción de la jornadas laboral y pase a convenios de los/as contratados y precarizados/as. Salario mínimo igual a la canasta básica familiar y doble aguinaldo; Igual salario por igual trabajo; guarderías gratuitas en los lugares de trabajo y estudio; basta de acoso laboral y sexual; Igualdad de oportunidades en la participación sindical para las mujeres.

Por la aparición con vida Ya de Julio López. Juicio y Castigo a todos los genocidas y apertura Ya de los archivos de la SIDE. Cárcel a los responsables materiales y políticos del asesinato de Carlos Fuentealba.

Ni una mujer más víctima de las redes de prostitución. Desmantelamiento definitivo de todas las redes de trata y tráfico de mujeres, niñas y niños. Trabajo para todas y viviendas dignas, acceso a la salud y la educación, para que nadie se vea obligada a prostituirse para garantizar su subsistencia.




Temas relacionados

Violencia machista    /    Derecho al aborto