www.panyrosas.org Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
Pan y Rosas
22 de abril de 2009 Twitter Faceboock

CORDOBA
Las mujeres de Iveco se solidarizan con otras mujeres que también enfrentan despidos y suspensiones
Pan y Rosas - Córdoba

Frente a la fábrica de parabrisas Cive, los trabajadores y sus familias mantienen un acampe para evitar que ésta sea vaciada. Allí compartimos una ronda de mates con Silvana y Graciela esposas de trabajadores de Cive, Sole y Andrea, trabajadoras de Gestamp, Cynthia y Erica, esposas de trabajadores de Iveco. Les contamos cómo surgió la ’Comisión de Mujeres de Automotrices en Lucha’, lo mucho que nos sirvió conocernos entre nosotras y empezar a organizarnos, cómo aportamos a la lucha con distintas iniciativas propias y cómo así nos ganamos nuestro lugar como mujeres entre los trabajadores…por supuesto las invitamos a trabajar en común. Les contamos sobre Zanón bajo control obrero, cómo empezaron, cómo tomaron la fábrica y luego la pusieron a producir, los puestos de trabajo que generaron y cómo hoy, después de 7 años, sigue siendo una fábrica al servicio de la comunidad. Las mujeres de Cive también nos contaron mucho...

Link: http://panyrosas.org/Las-mujeres-de-Iveco-se-solidarizan-con-otras-mujeres-que-tambien-enfrentan-despidos-y-suspensiones

Graciela: La lucha nuestra es apoyar a nuestros maridos, lo que queremos es formar una cooperativa para que la fábrica vuelva a abrir las puertas?esperamos que la jueza se digne a expedirse en positivo para que nuestros maridos puedan volver a trabajar.

?no quisiéramos abrir las puertas a la fuerzas para volver a trabajar, pero si nos obligan a eso, lo vamos a tener que hacer?

Silvana: varias mujeres estamos desde el primer día, venimos con los chicos?yo tengo 3 hijos, tengo uno en la secundaria, otro en la primaria y una bebé de un año?después que tuve a la nena, a los tres meses, me echaron, yo trabajaba en una empresa de limpieza, parece que no les conviene tener mujeres con bebés recién nacidos.

Y es la única forma que tenemos para ayudarlos, apoyándolos, quedándonos acá con ellos, turnándonos en las noches, trayéndoles cosas?

Además tenemos que darles mucho aliento, un compañero quiso quitarse la vida y la señora lo salvó y lo trajo a la carpa, hay que ponerse en el lugar de ellos, la mayoría tiene más de 25 años de antigüedad, han vivido toda su vida con el trabajo de Cive?

Graciela: ?la verdad que con 29 años que mi marido tiene trabajando en Cive, nunca estuvimos en una situación así, y eso que hemos pasado crisis!!, en el 89-90 en el 2001, unas crisis bárbaras!, pero jamás así?hemos vivido años con el sueldo de él, criamos 5 hijos?fue una sorpresa esto del cierre, jamás imaginamos que íbamos a estar cortando calles, que nuestros maridos iban a tener que estar haciendo guardias para que no vacíen la empresa, bueno, es difícil pero no queda otra?

Silvana: Según mi marido hasta último momento estuvieron produciendo y vendiendo, veían que permanentemente estuvieron saliendo los camiones, nunca les dijeron hasta acá nomás trabajamos porque no estamos vendiendo, por eso creemos que el cierre no es porque no necesitan producir, algo raro hay?

Para mí esto es nuevo, es la primera vez, yo era de las que pasaban por los cortes y decía por qué no van a trabajar y ahora me tocó vivirlo y ahora sé lo que es estar en el lugar esas personas?

G: Yo tiempo de ponerme a llorar, la verdad que no tengo: con mi mamá, con la escuela de los chicos, estar midiendo para haya, para que ellos no sientan esto que es un gran sacudón, porque si bien hemos tenido restricciones -hemos vivido años que comíamos arroz, fideos, que no se tomaba leche- pero por algo, porque uno quería progresar, en cambio hoy, no sabemos qué pasará mañana?en mi caso particular mi marido puede hacer algunas otras changas y para la comida del día hay, pero hay muchos otros matrimonios que no, que era el sueldo de Cive y nada más.

S: Los chicos no esperan, no entienden que no hay, les decís no y te miran?

G: me parece muy buena la propuesta que nos traen ustedes de que hay que unirse, porque la situación en general del país es mala, no somos los únicos ni vamos a ser los únicos, porque se va a sumar mucha gente más en esta situación, y si no nos levantamos, no hacemos barullo, no nos hacemos oír, nos van a pasar por encima y nos van a quitar la dignidad, el poder llevar el pan todos lo días a la casa.

S: yo las veía en la tele y me interesaba porque nosotras empezábamos a pasar por lo mismo, se les entendía bien todo lo que dijeron?me parece bueno, juntarnos varias mujeres porque a lo mejor entre nosotras podemos ayudarnos, algo que a los hombres a veces nos privamos de decirles, para no llevarle más preocupaciones, para que no se sientan tan mal, porque desde ya que se sienten muy mal?mi marido el día que le llegó el telegrama se puso a llorar, y es horrible, es lo peor que nos podían haber hecho, por eso yo lo entiendo y creo que hay que ayudarlos y apoyarlos.

G: me parece bárbaro lo que dicen, la unión hace la fuerza, dice la frase, y creo que está bien que nos apoyemos entre nosotras. Yo recién me estoy enterando de lo que les está pasando en otras fábricas, y bueno mi apoyo para ir a cortar las rutas está y me voy a comprometer a hablar a las demás mujeres para que vayamos, y sino hablaré a mis vecinas para que haya más gente?

Por lo que estamos charlando, ninguno de los empresarios, ni de Gestamp, ni de Cive y, menos, de Iveco, están perdiendo dinero, sino que les conviene deshacerse de nosotros, los gremios nos traicionan y abandonan, y el gobierno no hace nada en ninguno de los tres casos, tenemos todos esos puntos en común?tenemos que luchar en común?

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/panyrosas.argentina/
@PanyRosas_Arg
Suscribite por Whatsapp
(011) 2340 9864
Contacto
www.panyrosas.org.ar