Lunes 18 de mayo de 2009

PALABRAS DE UNA TRABAJADORA INMIGRANTE PARAGUAYA ANTE EL ESCÁ NDALO DE LA PATERNIDAD DEL OBISPO Y PRESIDENTE LUGO

"Pues entonces me quedaré sin iglesia"

Por Dora Franco, inmigrante paraguaya, empleada doméstica e integrante de Pan y Rosas

Otra vez más, a la iglesia se le cayó la careta. -¿Eso es la iglesia? Pues entonces me quedaré sin iglesia. Lugo, cura, obispo, flamante presidente del Paraguay, y ahora padre de numerosos hijos numerosos, develado a raíz de denuncias escandalosas?

Mujer adolescente de 16 años, violada y engañada = 1 hijo.

Mujer trabajadora, limpiadora del obispado San Pedro de Icuá Mandiyú = 1 hija.

Mujer docente y dirigente de la lista de Lugo = 1 hijo.

- ¿Ayudar a los desposeídos y carenciados que emigran a diario a otras latitudes donde viven hacinados en villas miseria y explotados en los peores trabajos en condiciones de precaridad total? No, nada tiene que ver con la "agenda" de este cura devenido en presidente. Su paternidad encubierta bastan como ejemplo para destapar la podrida olla de la hipocresía de la Iglesia católica apostólica romana.

Iglesia hipócrita que apoyó y guarda silencio sobre la dictadura de Morinigo y Stroessner, militares como Estigarribia-Franco, junto a otros tantos partidos políticos que tapan a torturadores y corruptos que han hecho desaparecer a miles de personas con el Plan Cóndor en Paraguay, Argentina, Chile, Uruguay y toda Latinoamérica en nombre de la "seguridad nacional".

Iglesia hipócrita que hambrea y explota al campesinado paraguayo, manteniéndolo en el grado más alto del analfabetismo para obligarlo a vivir postrado e ilusionado en un vivir mejor. Jamás la iglesia ayudó a concientizarlos en sus derechos, como tampoco a la gran masa de trabajadores, precarizados, donde las mujeres somos aún más. La mujer no es tenida en cuenta ni siquiera para opinar, por eso es violentada y violada, casadas o no, hasta tener más de 18 a 20 hijos de diferentes padres que no les dan sus apellidos ni los mantienen. Las mujeres trabajadoras de la ciudad y del campo, se las ingenian para criar solas a sus hijos. Muchas son las que dejan a sus hijos con sus abuelas y emigran por trabajo a otros países. Y justamente, por su condición de migrantes e indocumentadas, los patrones se aprovechen para reforzar las cadenas de la explotación, obligándolas a aceptar los trabajos más precarios, empleadas domésticas. Ese también es el destino de sus hijos mayores con quienes muchas emigran, trabajos extenuantes, en negro, sin ningún beneficio social, albañiles que construyen gigantescas torres de las grandes ciudades.

Iglesia hipócrita que vive llena de riquezas materiales inertes, empezando por el Vaticano y siguiendo por los obispados de los paises, como también las tienen las otras religiones y sectas.

Iglesia hipócrita que con la paternidad escondida de Lugo se le cayó otra vez la careta. Esto en Paraguay tiene larga historia, "curas padres de muchos hijos". Se conocen muchos casos, y de políticos ni hablemos. Pero esto rebalsó el vaso, y no tengo miedo en decirlo porque Lugo es el paquete completo: presidente, ex obispo, político corruptor de menores? Me deja contenta que se haya abierto la polémica y expandido en el mundo, porque así también hablamos nosotras?

La sumisión, la explotación luego de la expulsión por falta de trabajo en mi país es bastante dolorosa y sin embargo los clérigos miran para otro lado y se hacen cómplices de los gobiernos o son parte de ellos, para pasarla bien, -¡bien corruptos y malvados! -¿Eso es la iglesia? Pues entonces me quedaré sin iglesia. Estas humildes mujeres víctimas de una sociedad que no atiende a su pueblo y la hambrea, que terminan enfermos o emigrados, es apenas un eslabón de miles de víctimas en el mundo.

Así es que debemos liberarnos de toda esta esclavitud y explotación del hombre por el hombre, de quienes también tienen sus bancos, financieras, grandes tierras, industrias. -¡A organizarnos miles de mujeres de todo el mundo! Como hacemos desde Pan y Rosas, luchemos por nuestra clase trabajadora y desenmascaremos a más Lugo, Grassi, Von Wernich, para derribar el machismo y el autoritarismo, la explotación y la opresión.

PANROSERAS, nueva era? -¡Mujeres en acción por la revolución!




Temas relacionados

Internacional