Miércoles 29 de octubre de 2008

COMENZÓ EL JUICIO AL VIOLADOR DE ELI DIAZ

’Patrón en el banquillo’

El lunes 27 comenzó el Juicio a Arturo Benavidez, violador de Elizabet Díaz. Todas las organizaciones de la Comisión de Apoyo a Eli, que impulsamos desde Pan y Rosas estuvieron presentes, con banderas y pancartas, pidiendo que este abusador y violento empresario de Traslasierra no logre su impunidad, tal como sucede en el 95% de los casos de violación y abuso en la Argentina.


  • Pan y Rosas en las escalinatas de Tribunales (Cba)

  • Muestra plástica del colectivo de artistas independientes de Córdoba (Contraimagen, Bataclana, Fulanas y Menganas) en apoyo a Eli Díaz.
  • Casa de Cba- Bs. As.
    Pan y Rosas en la movilización a la Casa de Córdoba, para exigir la condena a Arturo Benavidez

1 / 3

El lunes 27 comenzó el Juicio a Arturo Benavidez, violador de Elizabet Díaz. Todas las organizaciones de la Comisión de Apoyo a Eli, que impulsamos desde Pan y Rosas estuvieron presentes. Con banderas, cantos, pancartas y muestras artísticas, nos movilizamos para exigir que este abusador y violento empresario de Traslasierra no logre su impunidad, tal como sucede en el 95% de los casos de violación y abuso en la Argentina.

La movilización en las escalinatas de Tribunales II estuvo cubierta ampliamente por medios periodísticos, locales y del país, además de un canal de Villa Dolores. También en la Capital Federal, frente a la Casa de la Provincia de Córdoba, Pan y Rosas se movilizó, junto a distintas organizaciones, para acercar las más de 2.000 firmas de personalidades de Derechos Humanos, legisladores, intelectuales, organizaciones políticas, sociales y sindicales y exigir la condena a Benavidez.

Desde Pan y Rosas, en las entrevistas que nos hicieron para Crónica TV, Indymedia, Radio del Cisprem, Canal 10 de Córdoba, Canal 26 y otros destacamos que el caso de Eli resulta paradigmático porque en él se desnuda la cara más brutal de la opresión y explotación que sufren miles de mujeres diariamente, en nuestro país y en el mundo bajo este sistema capitalista. Como señalamos, Eli es una mujer joven, trabajadora y pobre, y el violador un patrón que se creyó con derecho a usar y decidir sobre su cuerpo, como si fuera una más de sus propiedades. Esto fue notado por algunos medios y se evidenció, por ejemplo, en el título que usaron en un canal cordobés en el noticiero del mediodía: "Patrón en el Banquillo".

A Eli la vimos cuando salía del Tribunal acompañada por sus abogadas (compañeras del CeProDH), bajando las escaleras serena y orgullosa, "sin tener que agachar la cabeza", como ella suele decir, luego de haber enfrentado valientemente al tribunal como querellante contra el abusador.

Sabemos que nuestra reivindicaciones nunca fueron un regalo de los funcionarios o gobiernos de turno y por eso deben ser conquistadas a través de nuestra organización y movilización. Por eso las mujeres de Pan y Rosas seguiremos acompañando todas las instancias, organizadas y luchando para terminar con la impunidad de Benavidez y arrancar la absolución definitiva de Eli. Llamamos a ser miles en las calles para decir que no queremos una sola víctima más de la violencia contra las mujeres y terminar con la revictimización que la justicia de los ricos y poderosos, con el aval del gobierno, la Iglesia, el Estado y los partidos patronales, hace recaer sobre nosotras (más aún si somos trabajadoras y pobres), iniciando una gran campaña activa por la condena a Benavidez en todo el país.

-¡Condena YA a Arturo Benavidez!

- ¡Absolución definitiva a Elizabet Díaz!

- ¡Libertad inmediata a Romina Tejerina!

- ¡Basta de violencia contra las mujeres!