Jueves 6 de marzo de 2008

UNA MUJER EN LA CASA ROSADA

Otro 8 de marzo sin nada que festejar

Desde que asumió, Cristina ’cerró filas’ con EE.UU.; arregló con Moyano el techo salarial que impondrán sobre la clase trabajadora; pactó con el gremio docente una ’paz social’ para los próximos seis meses; se tomó el atrevimiento de ’retar’ a los asambleístas de Gualeguaychú porque se niegan a levantar los cortes de ruta; en ocho oportunidades reprimió con la Prefectura y la Federal a las trabajadoras y trabajadores del Casino ’cuyo dueño es amigo del matrimonio K-; mantiene intervenido el INDEC que sigue anunciando índices truchos; a través de la ministra de Salud declaró el derecho al aborto como una cuestión de ’política criminal’ y las grandes multinacionales y los empresarios K se siguen llenando los bolsillos a costa de un altísimo nivel de productividad basado en la pura superexplotación.

Desde que asumió, Cristina "cerró filas" con EE.UU.; arregló con Moyano el techo salarial que impondrán sobre la clase trabajadora; pactó con el gremio docente una "paz social" para los próximos seis meses; se tomó el atrevimiento de "retar" a los asambleístas de Gualeguaychú porque se niegan a levantar los cortes de ruta; en ocho oportunidades reprimió con la Prefectura y la Federal a las trabajadoras y trabajadores del Casino "cuyo dueño es amigo del matrimonio K-; mantiene intervenido el INDEC que sigue anunciando índices truchos; a través de la ministra de Salud declaró el derecho al aborto como una cuestión de "política criminal" y las grandes multinacionales y los empresarios K se siguen llenando los bolsillos a costa de un altísimo nivel de productividad basado en la pura superexplotación.

En sólo tres meses, una agenda bastante cargada... de política contra la clase trabajadora y el pueblo pobre.

Estas "agendas" contra la clase trabajadora no son una novedad para nadie: en el golpe del 76, empresarios, políticos y curas impulsaron, organizaron y/o acompañaron el plan sistemático de exterminio implementado por las fuerzas de seguridad del Estado para proteger las ganancias de los capitalistas. Sobre esa derrota histórica de la clase obrera se montaron las condiciones de vida y de trabajo que continuaron en los 80 y en los 90 y hoy sufrimos en los bajos salarios, los extenuantes ritmos de producción, la precarización laboral para millones y las ganancias exorbitantes para un puñado de grandes empresas. Ese "proceso de transformación" incluyó también la "feminización" del trabajo: un eufemismo para referirse a la incorporación cada vez mayor de las mujeres en el mundo laboral, a costa de ritmos infernales, pésimas condiciones de higiene y salubridad, salarios de miseria, jornadas agotadoras y sin ningún derecho sindical. -¡Bajo el gobierno de Cristina, el 54% de las mujeres que trabajan lo hacen "en negro"!
Pero además, la dictadura pervive en la impunidad de la que gozan los genocidas y sus cómplices, necesaria para preservar las instituciones que defienden y sostienen este "modelo productivo". Después de 18 meses, sigue sin haber un solo imputado por la desaparición de Julio López; el 95% de los genocidas están libres y todavía, empresarios como Curi "dueño de Mafissa- arremeten contra los trabajadores arrastrando el prontuario de haber entregado a una docena de activistas obreros en aquella época, cuando su fábrica se llamaba Petroquímica Sudamericana. Cristóbal López, el dueño del Casino, es socio de Héctor José Cruz, un ex - funcionario de la dictadura que además hacía inteligencia para el Ejército.

Mientras tanto, los siniestros personajes que saben dónde están los bebés secuestrados en los centros clandestinos de detención, se suicidan o son "suicidados", como pasó con Febrés y con Navone. -¿Por qué el gobierno no ordena la apertura inmediata de todos los archivos en manos de las fuerzas represivas y de inteligencia, el pedido de indagatoria de todos los efectivos que revistieron donde funcionaron maternidades clandestinas y donde estuvieron en cautiverio las compañeras desaparecidas embarazadas?

La agenda de Cristina incluye perpetuar este "modelo" donde las instituciones de la democracia para ricos funcionen como lo que son: pilares del Estado de los capitalistas contra la clase trabajadora y el pueblo pobre.

- ¿Qué vamos a hacer las mujeres? Este 8 de marzo es necesario abrir un profundo debate sobre a dónde va el movimiento de mujeres en esta etapa, con una mujer en la Casa Rosada, y cuál debe ser la estrategia para conquistar nuestros derechos. Hasta ahora, sectores afines al kirchnerismo propusieron la suya, postrando a las mujeres luchadoras en la inmovilidad durante cuatro años, a la expectativa de cambios que nunca acontecieron. La voz de las trabajadoras que salen a luchar aún encuentra dificultades para hacerse oír, pero en ellas está planteada la perspectiva de enfrentar a la Iglesia, la clase dominante, el Estado y el régimen que oprime a millones, encabezando un gran movimiento de lucha por el Derecho al Aborto Libre y Gratuito y por todos los Derechos de las Mujeres Trabajadoras. Pan y Rosas, agrupación integrada por militantes del PTS e independientes, pelea por esta perspectiva, porque estamos convencidas de que los derechos no se mendigan, se conquistan. De todo esto hablamos en estas páginas.




Temas relacionados

Nacional