Domingo 10 de agosto de 2008

ANTES DE VIAJAR A NEUQUÉN

Más de 300 trabajadoras y estudiantes en el Encuentro Regional de Pan y Rosas en Buenos Aires

Por Cecilia Mancuso y Florencia Sciutti


Encuentro Regional de Pan y Rosas (Parte 3)

El Encuentro Regional de Pan y Rosas (Capital, Gran Buenos Aires y La Plata) comenzó con la llegada de las compañeras que están poniendo en pie una Comisión de Mujeres de FATE, que venían de realizar, junto con sus compañeros trabajadores del neumático, un acto - festival en San Fernando resistiendo los más de 150 despidos de FATE, Firestone y Pirelli. Con más de 300 trabajadoras y estudiantes, el Encuentro arrancó cuando Lía Pesaresi -Agrupación Marrón de ATE INDEC y Cecilia Mancuso "estudiante de Pan y Rosas UBA- propusieron la presidencia honoraria de la jornada a las mineras y amas de casa de Huanuni que, junto a sus compañeros, están luchando por salarios y jubilación y han sido reprimidos, recientemente, por el gobierno de Evo Morales, que se cobró la vida de dos jóvenes y decenas de heridos.

Se encontraban presentes trabajadoras de las más importantes fábricas de la alimentación, telefónicas, del INDEC y otras dependencias del Estado, de la salud, metalúrgicas, compañeras despedidas del Casino, trabajadoras tercerizadas de empresas de limpieza, del Correo Argentino, del Laboratorio Fresenius de Planta Pilar, docentes de La Plata, Capital, Tigre, Pacheco, San Martín, Quilmes y Lomas de Zamora, estudiantes secundarias y universitarias de distintas facultades de la UBA. También participaron compañeras universitarias de La Plata, Avellaneda, Pacheco, San Martín, estudiantes del Profesorado Joaquín V. González, del terciario de Campana, compañeras de Contraimagen y profesionales.

Después de la presentación de todas las delegaciones, Virginia de Pan y Rosas UBA abrió el debate refiriéndose a la situación política nacional (ver "-¡Tomemos en nuestras manos la lucha por nuestros derechos!"). María Chaves, una de las fundadoras de la agrupación, continuó planteando las perspectivas hacia el próximo XXIII-º Encuentro Nacional de Mujeres, para el que faltaba una semana (ver contratapa). Después, se abrió el debate.

FATE y Mafissa: "-¡Obrero escucha, tu hermana está en la lucha!"

Las compañeras de la Comisión de Mujeres de Mafissa dirigieron un especial saludo a las mujeres de FATE, impulsándolas a que se organicen en apoyo al conflicto de los trabajadores del neumático y poniéndose a disposición de ellas para ayudarlas en el armado de una red solidaria. También habló una trabajadora metalúrgica, que contó su lucha contra el acoso moral que ejercían los jefes y cómo esta experiencia personal la impulsó a reflexionar y adherir a la pelea por los derechos de las mujeres.

Las compañeras de FATE, también tomaron la palabra, para contarnos cómo había sido el acto en la puerta de la fábrica, pasar una alcancía para colaborar con el fondo de lucha y explicarnos por qué están decididas a fortalecer la solidaridad con la lucha de sus esposos, novios, hermanos. Entre otras, también hablaron compañeras inmigrantes de Paraguay, una trabajadora del Hospital Durand y las compañeras de la Agrupación Nosotras, de la zona norte del Gran Buenos Aires. Enseguida retomó la palabra María Rosa Solinas, obrera y delegada de la Comisión Interna del Laboratorio Fresenius e impulsora, junto con Catalina Balaguer, delegada de Pepsico Snacks, de la agrupación de mujeres Nosotras, que reúne a decenas de compañeras trabajadoras y estudiantes de la zona norte del Gran Buenos Aires (ver "Nosotras nos organizamos").

"Obreras y estudiantes, unidas y adelante"

Llegó el turno también de hablar de la Universidad y para eso tomó el micrófono Jesica Calcagno, Presidenta del Centro de Estudiantes de Ciencias Sociales UBA, integrante de Pan y Rosas. Ella planteó que venimos organizándonos en distintas facultades, impulsando la lucha por los derechos de las mujeres, pero también "participando y apoyando la lucha de las trabajadoras, como la de las compañeras de Fresenius, del Casino, de la Comisión de Mujeres de Mafissa." Agregó que también realizamos charlas y seminarios y que, en los últimos meses, empezamos a publicar miles de ejemplares de un suplemento mensual del periódico La Verdad Obrera, que tiene mucha repercusión entre las estudiantes, donde abordamos temas como la trata de mujeres, el derecho al aborto y la maternidad, el trabajo doméstico y la doble jornada laboral y que pueden verse también en nuestro sitio de internet.

La liberación de la mujer y el socialismo revolucionario

Finalmente, cerrando este Encuentro Regional de Pan y Rosas, recibimos el saludo de José Montes, obrero del Astillero Río Santiago y dirigente nacional del PTS que planteó por qué es fundamental que la clase trabajadora combata la opresión patriarcal, los prejuicios y el sexismo para fortalecer la unidad de las filas de todos los explotados en su lucha contra el sistema capitalista. Y por último, Andrea DAtri, dirigente nacional del PTS y también una de las fundadoras de Pan y Rosas contó brevemente la historia de la revolucionaria Rosa Luxemburgo, de Nadezhda Joffe, oposicionista soviética al régimen de Stalin que vivió durante más de treinta años en campos de trabajo forzoso y de las trotskistas norteamericanas Marvel Scholl y Clara Dunne (ver "Trascender el horizonte impuesto de lo posible"). Planteó cómo estas luchadoras no se conformaron con "lo posible", sino que trascendieron lo inmediato para luchar por la perspectiva revolucionaria, por un cambio radical de esta sociedad de opresión y explotación.


Las compañeras del PTS e independientes que integramos la Agrupación Pan y Rosas consideramos que la lucha contra la opresión de las mujeres es, también, una lucha anticapitalista. Y por eso, creemos que sólo la revolución social encabezada por millones de trabajadoras y trabajadores en alianza con el pueblo pobre y todos los sectores oprimidos por este sistema, que acabe con las cadenas del capital y siente las bases de una sociedad socialista, puede significar el inicio de la emancipación de las mujeres. -¡Sumate a las actividades que impulsa Pan y Rosas! Pongamos en pie una gran agrupación nacional de mujeres, con estudiantes, trabajadoras y amas de casa que levanten estas banderas.




Temas relacionados

Encuentros Nacionales de Mujeres    /    Nacional