Miércoles 25 de noviembre de 2009

TUCUMAN

Acto y radio abierta Contra la Violencia hacia las Mujeres

Pan y Rosas invita a todas las mujeres de Tucumán a sumarse a esta convocatoria, en especial a l@s autoconvocad@s de la salud de Tucumán, que llevan más de 6 meses de lucha sin bajar los brazos. Recordaremos a las dos enfermeras muertas Norma Aquino y Deborah Molina, que fallecieron poniendole el cuerpo a la pandemia de la Gripe A. Denunciamos: el gobierno es Responsable!

Realizamos este acto y radio abierta junto al Plenario de Trabajadoras y la COBA (FPDS)

Adjuntamos convocatoria en conjunto

Convocatoria Unitaria - Jornada de Lucha contra la Violencia hacia las mujeres - Acto y Radio Abierta

El 25/11 fue elegido en 1981 por el Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe como el día Internacional de Lucha contra todas las formas de Violencia sobre la Mujer en homenaje a las hermanas Mirabal, asesinadas por la dictadura de Trujillo en Republica Dominicana.

En nuestro país, somos victimas cotidianas de todo tipo de violencia, por lo que reclamamos este día para organizarnos y mostrar la lucha que llevamos adelante hace muchos años. Pero este año, no es igual a otros. La crisis financiera internacional golpea en nuestro país con despidos, suspensiones y desalojos, y sus efectos se hacen sentir de forma especial sobre las mujeres. En el último año, un golpe de estado -promovido por el imperialismo, los empresarios y la iglesia- ha hecho crujir al hermano pueblo de Honduras con represión, asesinatos y desapariciones, mientras las organizaciones y el pueblo trabajador resiste y sale a la calle en repudio a los golpistas. También crece la militarización de Latinoamérica, expresada principalmente por el acuerdo para la instalación de bases militares estadounidenses en Colombia.

Ante esta situación, los capitalistas quieren que sea el pueblo trabajador quien pague los platos rotos de su crisis, y mientras esta se profundiza, más dura se torna la situación de las mujeres, que sostienen en sus espaldas el cuidado de los hijos y el trabajo doméstico y la mayoría de las veces, la manutención completa de la familia.

Los datos revelan la profunda situación de explotación que vivimos las mujeres:

- En nuestro país, el 54% de las trabajadoras estamos precarizadas.

- Las mujeres realizamos el 70% de la jornada mundial del trabajo mientras recibimos el 10% de las remuneraciones mundiales,

- Sólo somos propietarias del 1% de la propiedad, pero constituimos el 80% de las personas más pobres del mundo.

Pero estas condiciones de superexplotación y precarización laboral no son todo: sufrimos amenazas, aprietes, despidos, suspensiones y todo tipo de persecuciones si queremos organizarnos, situación que se agrava mucho más por la representación en los gremios por dirigentes sindicales cómplices del estado y de los patrones.

A la cada día más cruda Violencia Laboral, se suma la violencia familiar, que el estado intenta hacer pasar como "privada" o condicionada a factores "personales del golpeador" y no como un problema social que afecta a millones de mujeres en el mundo y tiene sus raíces en lo más atrasado de nuestra sociedad.

Se suman los femicidios caratulados como pasionales por "exceso de celos" o incluso justificados en los medios por las supuestas conductas de las víctimas, como es el caso en Tucumán de Mónica Pérez asesinada por su marido incluso después de haber denunciado las amenazas por parte de su marido en televisión. Se trata de los mismos medios de comunicación que además nos imponen modelos de mujeres heterosexuales, bellas, flacas, buenas madres y exitosas trabajadoras, y se nos niega mediante desinformación y los prejuicios la libre elección y la diversidad sexual.

Y la lista sigue: se suman los abusos y violaciones, las muertes por abortos clandestinos, las muertes de mujeres embarazadas por falta de atención a la salud, la falta de entrega de anticonceptivos gratuitos, situación incluso más grave en nuestra provincia que es una de las tres que no tienen ni ley propia ni adhesión a la Ley de salud sexual y procreación responsable. Tampoco se dicta educación sexual laica en todas las escuelas y se amplifican la prostitución, las redes de trata para el negocio de la esclavitud sexual y laboral, los fallos judiciales condescendientes con violadores y abusadores, la desocupación, la pobreza...

En este sistema capitalista y patriarcal, se desata sin piedad la violencia sobre las mujeres trabajadoras o desocupadas, bajo la responsabilidad y complicidad del estado y sus instituciones, los gobiernos nacionales y provinciales, la justicia, la policía y las iglesias. Son responsables, promotores e interesados en que existan todas estas formas de violencia.

Por el hecho de tener una presidente mujer quieren mostrar que la vida de las mujeres ha mejorado. Lo cierto es que Cristina y todas/os los representantes del gobierno defienden este régimen que no hace más que avasallar nuestros derechos y libertades. Tampoco podemos guardar esperanzas en sectores opositores, aliados de empresarios y la curia: se trata de una oposición derechista que pide más represión, salarios más bajos y más policía. Se sancionó una ley contra la trata que criminaliza a las víctimas. Hoy las trabajadoras y desocupadas que salen a luchar son reprimidas sin miramientos, con el fin siempre de preservar intereses patronales.

Y en nuestra provincia, se amplifican los problemas. Tenemos el 2do salario más bajo del país y el catastrófico estado de la salud pública se desnuda ante las antorchas del movimiento autoconvocado de trabajadores y trabajadoras de la salud, que hace más de 6 meses lucha sin bajar los brazos. Recordamos a Débora Molina y norma Aquino, enfermeras fallecidas a causa de la gripe A y denunciamos que el gobierno es responsable. Los índices de mortalidad infantil y desnutrición se ocultan tal como lo hacen los Kirchner en el Indec. Y mientras Alperovich dice no tener plata, paga la deuda y les da subsidios a sus amigos empresarios. Las mujeres reclamamos trabajo genuino! Y reivindicamos la organización comunitaria en cooperativas sin punteros clientelares.

Tucumán es una provincia repleta de impunidad e injusticia, como la que vivimos quienes reclamamos por el esclarecimiento del asesinato de Paulina Lebbos y de todas la víctimas de la impunidad, como la que reclamamos cuando exigimos que Bussi tenga prisión común perpetua y efectiva, en lugar de estar cómodamente alojado en un country de Yerba Buena, como la que exigimos ante el asesinato de Javier Chocobar, dirigente indígena asesinado por resistirse a los desalojos de sus tierras.

Nuestra lucha reclama basta de impunidad!

Nosotras decimos Basta! Basta de Violencia contra las mujeres!

Justicia por Paulina y por todas las paulinas que se extienden a lo largo y ancho de nuestra provincia y de nuestro país.

Libertad a Romina Tejerina.

Cárcel a los violadores y a sus encubridores.

Desmantelamiento de las redes de trata y prostitución. Aparición con vida de Marita Verón, Pamela Laime y las más de 600 mujeres y niñas desaparecidas por las redes de trata.

Recuperación de la identidad de l@s niñ@s nacid@s en el cautiverio de la esclavitud sexual.

Refugios u hogares transitorios para las mujeres víctimas de violencia y sus hijos e hijas, garantizados por el Estado y bajo control de las propias víctimas de violencia, organizaciones de mujeres y trabajadoras, con gabinetes de profesionales y especialistas, sin presencia policial ni judicial.

Subsidios acordes a la canasta familiar para las víctimas de violencia que estén desocupadas, acceso a la vivienda y trabajo para todas. Licencias pagas para las trabajadoras que atraviesan una situación de violencia, con atención en salud cubierta íntegramente por la patronal y las obras sociales.

Educación sexual para decidir, Anticoncepción gratuita para no abortar y Aborto legal, seguro y gratuito para no morir. Nosotras parimos, nosotras decidimos. Por el derecho a decidir sobre nuestros propios cuerpos y nuestra sexualidad.

Separación de la iglesia del estado. Fuera la iglesia de las instituciones, de nuestros cuerpos y nuestras vidas.

No a la heterosexualidad obligatoria.

No a los despidos y suspensiones. Trabajo genuino.

Aumento salarial igual a la canasta familiar. Igual remuneración por igual trabajo. Trabajo en condiciones dignas con cobertura social y 82% móvil. Pase a planta de todas las contratadas.

Abajo la violencia institucional contra las que luchan por sus tierras, sus viviendas y los derechos a la salud y la educación.

Jardines maternales públicos en todos los lugares de trabajo y estudio.

Libertad a todos las presas políticas y desprocesamiento de todas las luchadoras.

Basta de represión y criminalización de la pobreza y movimientos políticos y sociales.

Aparición con vida YA de Julio Lopez y Luciano Arruga.

Basta de desalojos a las mujeres y familias de los pueblos originarios por parte de los terratenientes sojeros, los petroleros, las mineras, las empresas de turismo internacional. Contera la entrega de los recursos naturales y la devastación del medio ambiente. No a los fondos de la minería contaminante, ni para el Estado ni para la Universidad.

Ni golpe de Estado, ni golpe a las mujeres. Viva la resistencia al pueblo hondureño.

Fuera la burocracia de los sindicatos y de todas las organizaciones populares .

Por el triunfo de todas las luchas obreras y populares, por el triunfo de la lucha de las trabajadoras/es autoconvocados de la salud .Saludamos a las y los trabajadores de Kraft – Terrabusi, por la reicorporación de todos los despedidos!.

Por el triunfo de la lucha del Subte. Saludo a la lucha de los docentes municipales autoconvocados para sr reconocidos como tales.

Convocamos a hombres y mujeres de todas las organizaciones estudiantiles, gremiales, de derechos humanos, feministas, de mujeres, piqueteras, políticas y sociales y a todas las personas que levanten la defensa de los derechos de las mujeres a poner en pie una gran movilización común para el próximo 25 de noviembre, independiente de las Iglesias, los gobiernos y todos los sectores patronales.

Convocan:

C.O.B.A.- FPDS - Agrupación de Mujeres Pan y Rosas (PTS e Indep) - Plenario de Trabajadoras




Temas relacionados

Violencia machista