Jueves 13 de agosto de 2009

SE REALIZO LA MARCHA A LA EMBAJADA DE EE.UU. EN BUENOS AIRES

Abajo el golpe, ¡mujeres en resistencia!

Las compañeras de Pan y Rosas volvimos a las calles para decir: ’No tenemos más paciencia... abajo el golpe, ¡mujeres en resistencia!’.

Este miércoles 12 fuimos miles los que nos movilizamos a la Embajada norteamericana en Buenos Aires, la sede local de los impulsores del Golpe, para repudiar nuevamente este brutal ataque, apoyar activamente la heroica resistencia del pueblo hondureño y exigir que se vaya Micheletti y su séquito de milicos, empresarios, curas y políticos reaccionarios.

Las compañeras de Pan y Rosas volvimos a las calles para decir: "No tenemos más paciencia... abajo el golpe, -¡mujeres en resistencia!". Detrás de una gran bandera que decía "Somos todas hondureñas" y encabezadas por un enorme halcón, en repudio a la política del imperialismo yanqui, hicimos oír la voz de quienes, desde el primer día, hemos salido a denunciar esta terrible situación, difundiendo los comunicados y boletines de nuestras hermanas hondureñas y haciéndonos eco de su llamado a la movilización y solidaridad activa con cartas, videos, pintadas, declaraciones y otras iniciativas.

Junto a decenas de personalidades y organizaciones sociales, políticas, de derechos humanos y sindicales, participamos al llegar a la Embajada del acto unitario, que finalizó con la lectura de un documento acordado por todos/as los/as convocantes, bajo las consignas "-¡Ninguna negociación con los golpistas! -¡Fuera los yanquis de América Latina!".

Además, junto a la agrupación juvenil No Pasarán y la agrupación universitaria En Clave Roja, con quienes nos movilizamos en una enorme columna de más de 1.000 participantes, dimos a esta jornada de lucha un tono particular: como parte de la Campaña Internacional que impulsamos junto a distintas organizaciones hermanas, repudiamos a los golpistas con música, bengalas y quema de muñecos, mientras se escuchaban nuestras combativas canciones: "Obama, Obama, no seas caraduras, estás detrás del golpe, contra el pueblo de Honduras", gritamos para denunciar a los socios imperialistas del Golpe de Estado. Y "yo sabía, yo sabía, la Iglesia Cristiana, apoyando a los golpistas", para denunciar también la complicidad de la Iglesia.

-¡Tenemos que redoblar la movilización activa para que caigan los golpistas!

Hacemos un llamado a todas las organizaciones obreras, sociales, políticas, de derechos humanos, estudiantiles y, especialmente, a las organizaciones de mujeres, a redoblar los esfuerzos y la solidaridad activa con la heroica resistencia hondureña, para derrotar a los golpistas y evitar el avance de la derecha en América Latina.

-¡Abajo el golpe en Honduras! - -¡Ninguna negociación con los golpistas!

El imperialismo, los empresarios, los milicos y la Iglesia reaccionaria pro-golpista -¡No Pasarán!

- ¡Fuera yanquis de América Latina!